Deja un comentario

Los sentimientos a través de la literatura…

Son pocos los escritores que le dan voz a los silencios o a las circunstancias que se obvian en la vida. Lo que está alrededor de nosotros, es lo que hace sintonía con el resto de los momentos que respiramos, de eso es de lo que habla Banana Yoshimoto, una escritora japonesa que ha atrapado a través de un lenguaje sencillo e ingenuo a más de un lector dispuesto a escuchar esas voces que han permanecido en el anonimato, mudas.

A pesar de que la literatura japonesa resulta compleja en esencia, al representar en primer  término una diferencia cultural con el mundo occidental –por ejemplo-, la escritora logra poner en común esas circunstancias que cuenta, con las experiencias de otras personas, de otros países.

“El cielo aún estaba oscuro; el olor asfixiante del verano impregnaba el aire fresco. Había poca gente en la calle, unos que hacían deporte y corrían, otros que volvían a sus casas, que paseaban a sus perros, algún que otro anciano. En comparación con todos ellos, que tenían un objetivo, sólo yo, que recorría las calles como una autómata, con lo puesto, parecía un espectro errante al amanecer”. (Sueño Profundo).

Desde el libro: Sueño Profundo, la atracción por las historias de ésta autora, me han llevado hasta Relatos de un callejón sin salida y en la maleta de libros en espera está Kitchen. Banana Yoshimoto es buscada porque a través de afirmaciones verdaderas, logra además sanarnos el alma con sus letras. No sé por qué, pero es así.

“La felicidad llega sin llamar la puerta, al margen de situaciones y circunstancias que la rodean a una, con una independencia casi cruel. No importa en qué situación te halles o con quien estés. No se puede predecir. Es imposible fabricarla a nuestro antojo. Puede aparecer al siguiente instante o no hacerlo nunca, lo que convierte nuestra espera en un esfuerzo vano. Es imprevisible, igual que las olas o el tiempo. Los milagros siempre están al acecho y, ante ellos, todos somos iguales”. (Recuerdos de un callejón sin salida).

La literatura japonesa es sumamente sensible y altamente recomendable, porque a pesar de desarrollarse en medio de la tecnología y el desarrollo económico en país que avanza rápidamente, nos recuerda la importancia de conservar los sentimientos, independientemente de los valores y las costumbres que existan en éste mundo. Los anticipa como la plataforma para ser y permanecer en éste mundo que en la actualidad parece olvidarse de quienes están a nuestro lado, de quienes tenemos cercanos.

Recomiendo leer literatura japonesa o cualquier otra, así como los diferentes géneros. Lo importante es no perder el hábito de la lectura. Nos da bases, perspectiva, criterio, capacidad de análisis, inspira el alma y nos permite entendernos. Dicen que las  mujeres que leen son más peligrosas, por el sólo hecho de percibir la realidad en muchas dimensiones. Por eso, yo leo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: