Deja un comentario

Vivir en paz

Hace unos días un contacto twitteriano nos cuestionaba sobre si en algún momento nos acostumbraremos a las muertes que suceden en México, de inmediato le respondí que no, e incluso, que no debemos permitir que esta realidad sea parte de nuestra cotidianidad y entonces, inteligentemente con una palmada en la espalda, sin embargo, me retó a la tarea de ser propositivos.

Desde entonces, no solamente como Periodista, sino como ser humano, no he dejado de pensar en la mejor respuesta a esa pregunta, y en las propuestas que nos pueden llevar a resolver este entramado de escenarios complejos, que nos hacen parecer que es imposible tener más vida y menos violencia en nuestro país.

La última cifra es que suman  150 mil muertes como resultado de la guerra en contra del narcotráfico. Es una cifra que duele. Duele porque es como si poco a poco fueran matando a un miembro de nuestra familia, porque la muerte no tiene fronteras entre la sangre, sabemos lo que se siente cuando perdemos a un ser querido, es algo que no le deseamos a nadie, entonces ¿cómo acostumbrarnos? imposible.

No tengo una propuesta concreta, más allá de las que ya se instrumentan como: la intervención del Ejército Mexicano, Operativos de Seguridad Interinstitucionales, retenes, cateos, etcétera;  lo que sí me ataca son muchas preguntas que quizás ayuden o tal vez, contribuyan a confundir más sobre lo que se debe hacer. Y no voy a hablar de cuestiones legales, ni de política, pero sí del deber ser y del deber hacer, así como del respeto que como ciudadana me corresponde procurar entre los míos todos los días.

¿No sería preciso hacer consciente a nuestros cercanos que éste tema de las muertes en el escenario actual de México no son normales?

¿Empezar desde casa a promover una cultura de la paz, del esfuerzo, del estudio y del trabajo?

Luego fuera de nuestra familia ¿sería conveniente ser más solidarios y cuidarnos entre nosotros mismos?

¿Los miembros de los grupos delictivos también deberían humanizarse, sensibilizarse acerca del daño que le hacen a las familias de México?

¿Han pensado cuál es la razón real para matar?

¿Estamos regresando a la era de la barbarie?

¿Qué es lo que quieren de los mexicanos?

¿Su actuar es solamente para demostrar poder?

¿Por qué no demostrar poder haciendo la paz?

Hay muchas cosas que no logro entender, lo cierto es que no me gusta pensar en un futuro incierto para las nuevas generaciones, no es justo dejarles al país lleno de miedo y desesperanza, pero no creo que con marchas y con más violencia, las cosas vayan a resolverse.

La paz es una cuestión de entender y de querer el bien para todos. Parece complejo, lejano encontrar la puerta que nos lleve a ella, sin embargo, a través de la historia, los mexicanos hemos demostrado que en esa personalidad tragicómica, tenemos el umbral del dolor tan grande, que siempre terminamos por recomponer el camino y andar hacia delante, con la frente en alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: