Deja un comentario

¿Fin del mundo o de una era de inconsciencia?

No sé si las profecías deriven de personas ultrahumanas, sin embargo, la relación que tienen con las cosas que vemos que suceden indican que quienes predijeron el futuro, tenían más que una facilidad matemática y científica para explicar lo que a continuación sucedería.

Vuelve a resurgir el tema del fin del mundo, esa tan temida hecatombe de la que queremos salir huyendo cada vez que recordamos las clases de la primaria en las que aprendimos las eras: precámbrica, paleozoica, mesozoica y cenozoica, en las que ha evolucionado éste planeta.

Hace un par de días, un compañero del trabajo señalaba que nosotros, -la humanidad-, no somos más que un catarro del que enfermó la tierra y que el día en que nosotros ya no existamos en él, entonces se curará. Me parece que esa explicación física, es real, sin embargo, pienso en una explicación también espiritual, esa en la que el hombre aprende de la experiencia y entonces recompone el camino y entiende, por ende, que debe dejar de lastimar el lugar donde habita.

No creo que la vida en nuestro planeta termine, -quizás porque es menos dolorosa esa reflexión-, pero pienso que si algo concluirá es una fase, e iniciaremos lo que los Mayas llaman la era de la luz, en la que los seres humanos con una consciencia desarrollada, serán los únicos que podrán resistir cambios drásticos en la vibración de nuestro planeta.

Una era de la luz en la que la consciencia sea el imperativo que nos lleve a tener un lugar mejor en donde vivir, porque es temible imaginar que con los estilos de vida y prácticas que llevamos actualmente, conquistemos otros planetas.

Es que es incluso egoísta pensar en irnos de la tierra porque la estamos dejando inhabitable, para ir a otro planeta a provocar un desarrollo no sustentable y causemos el mismo daño. ¿Qué no es mejor entender cómo es que debemos comportarnos para corresponderle a la tierra lo mucho que nos da? ¿Acaso no es un asunto de solidaridad social con la naturaleza? ¿NO es mejor conquistar nuestra consciencia antes que otros sitios en donde habitar?

Tal vez hay conceptos que necesitamos hacer reales, como lo que hoy llamamos responsabilidad social, que implica una corresponsabilidad de todos para tener la garantía de una armonía en nuestra convivencia con los demás y nuestros entorno.                 

Quizás sea difícil imaginar pensar en los demás, cuando la dinámica de nuestra era implica pensar primero en sobrevivir, lo cierto es que si cambiamos nuestra vibración a pensar en el bienestar del todo, quizás eso permita que en lo particular estemos cada día mejor.

Pueden pensar que estoy loca, pero no sólo pienso en los años que viviré, sino en la realidad que le dejaré a mi hija y a la familia que ella tenga, en lo que están implicadas -por supuesto-, las próximas generaciones.

Pero además, a mí también me gustaría vivir esa transformación, que es posible en la medida en que todos cambiemos hábitos para poder lograrlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: